Te ofrecemos

 

BODAS (ver ejemplos)

Una boda es un momento único en nuestras vidas. Tanto que merece la pena conservar cada instante de ese día para recordarlo con el paso del tiempo.

Os ofrecemos la posibilidad de que ese recuerdo sea imborrable por su calidez, por su naturalidad, por su frescura… pero también por su calidad, por su acabado.

Si tenéis claro vuestros deseos, contádnoslo y conseguiremos entre todos dar con la mejor opción, eso es algo que solo se puede conseguir contando con un equipo de profesionales de experiencia contrastada, además contamos con la última tecnología para hacer fotografía y video aéreos, (ver ejemplos)

Para empezar, lo fundamental es tener en cuenta el presupuesto que vais a destinar, qué resultado buscáis y cuáles son las fotografías que dentro de unos años os gustaría contemplar. 

Para esto es recomendable que haya feeling con el fotógrafo.

Hay opciones para todos los gustos, pero con el estilo que más disfrutamos es con las fotografías sin posar, sin forzar movimientos ni poner caras extrañas.

También hay que tener claro qué momentos son los que se quieren incluir en el reportaje. Es posible realizar sesiones pre y post boda, fotos llenas de romanticismo.

Pensad que, generalmente, no sois modelos sino novios. No se puede dejar todo a la improvisación por eso es muy recomendable hacer una pre boda.

Uno de los principios fundamentales a tener en cuenta es el de confiar únicamente en profesionales especializados en bodas. Los amigos aficionados a la fotografía pueden ser un plus al aportar imágenes originales con detalles más personales y significativos, pero no debe recaer sobre ellos la responsabilidad de inmortalizar este día tan especial. Al fin y al cabo son los invitados.

El proceso de edición y retoque es fundamental para disfrutar de un resultado impecable. 

La importancia radica en los pequeños detalles y eso es precisamente lo que un buen fotógrafo sabrá captar para conseguir fotos espontáneas y naturales. Además de los momentos más importantes, lo que sucede alrededor puede dar lugar a divertidas anécdotas y fotografías muy especiales.

Un buen fotógrafo de bodas tendrá una sensibilidad especial para identificar los momentos más emotivos y saber capturarlos en una imagen que hable por sí sola. 

Cada momento es único y no es posible repetirlo como en una sesión de moda. Conocernos cara a cara es recomendable y conocer algunos trabajos anteriores  es imprescindible, no te conformes con las fotos de la web, siempre son bonitas.

Llegado el gran día, no hay cabida para complicaciones ni preocupaciones.

¿Queréis que hablemos de ello?

Podéis utilizar la pestaña contacto para solicitarnos un presupuesto, una cita para ver nuestro trabajo o para solucionar cualquier duda. 

PRE BODA (ver ejemplos)

Es una sesión fotográfica más o menos informal que, entre otros propósitos os permitirá conocer a vuestros fotógrafos, ver como trabajamos, las cámaras, etc..

Para eso debe servir la sesión de Pre boda, para conocernos, que sepáis que estaremos a vuestro lado, como el apuntador en el teatro, para que nada falle ese día.

Hay mucha gente que le da corte ponerse delante de la cámara, la pre boda es el mejor momento para acostumbrarse a los clicks de la cámara. Nadie la primera vez se muestra de forma natural cuando tiene a uno o dos desconocidos con cámaras apuntándoles. Si hemos compartido una sesión Pre boda, tendremos esa prueba superada.

Como recomendación para la Pre boda, tenéis que ser vosotros mismos. Poneos vuestra ropa preferida, los vaqueros que te quedan tan bien y esa camiseta que te regaló en aquella ocasión, visitemos aquel sitio que tienen un significado especial… 

POST BODA (ver ejemplos)

Tenemos un nuevo o no tan nuevo, concepto de sesión fotográfica post-boda, el TRASH THE DRESS.

El concepto de la sesión de fotos “Trash the Dress” no tiene nada que ver con la sesión de fotos de la boda.

Hay casos en los que la sesión “Trash the Dress” es realizada poco después de la boda, pero también muchas parejas optan por tomársela como celebración de su aniversario de bodas.

En una sesión “Trash the Dress”  os volvéis a poner el traje de boda para realizar fotografías en escenarios como el campo, la playa, la ciudad, etc.

La sesión “Trash the Dress” surge con la idea de crear fotos con un aire artístico que se mueve entre lo romántico, lo divertido, lo atrevido y lo sexy, no hay que ser demasiado formales, utiliza tu peinado de siempre, atrévete a ponerte esas zapatillas rojas con el traje…

En zonas de costa es habitual realizar la sesión en la playa, pero, si te gusta la idea de bañarte con el vestido, también se puede usar una piscina, laguna o incluso un día de lluvia.

También podemos hacer un “Trash the Dress”  urbano en una ciudad que te guste, si te sientes anónimo tendrás mas soltura y saldrán fotos espectaculares.

Hay montones de cosas que podemos hacer, desde una sesión en una casa rural, hasta una sesión boudoir de pareja, el límite lo ponéis vosotros.

Piensa que en función de lo que hagamos en esa sesión, tu vestido puede ensuciarse o incluso algo peor.

NEWBORN (ver reportajes)

Un recién nacido es algo único, hacerlo mas especial si cabe, es parte de nuestro trabajo, para conseguirlo hacemos las fotos entre los 5 y 15 primeros días de vida de vuestro bebé, es momento ideal para hacerle la sesión de fotos dormidito, con poses acurrucadas, como si aún estuviese en el vientre materno.

Es una sesión larga, de entre 3 y 4 horas o el tiempo que sea necesario para que vuestro bebé coma, se relaje y sobre todo se duerma, es importante entender que el ritmo de la sesión lo marcará vuestro bebé.

Se combinan fotos del bebé solo y con los papás y/o hermanos.
Nos gusta que los papis colaboréis en la sesión si queréis, nos encanta implicaros, vuestra ayuda es muy valiosa, ademas así las fotos se convierten en algo mas que imágenes, serán el recuerdo de unas horas en las que participasteis activamente en los primeros recuerdos que tengáis de vuestro bebé. 

 

 

COMUNIÓN (ver rerportajes)

Cuando se aproxima la Primera Comunión de nuestros hijos nos invade una sensación de nostalgia.

Parece increíble que hayan pasado ya 10 años desde que vimos su preciosa carita por primera vez, pero si, el tiempo no se para.

No voy a explicar la importancia del Sacramento de la Comunión, algo que conoces si has decidido que tu hijo/a lo reciba. Mas bien quiero llamar tu atención acerca de que este momento es el comienzo de la última etapa de su infancia. A partir de aquí debemos disfrutar de ellos y con ellos una niñez que, antes de que nos demos cuenta, se habrá ido.

Seguro que te estás planteando las posibilidades que tienes para hacerle el álbum de fotos. Aunque existen algunas variantes, las más generales son dos: contratar a un fotógrafo o bien hacer algo casero.

Párate a pensar cuanto vas a gastar en cosas efímeras, en cosas que se quedarán en ese día. Si ya lo has hecho, piensa ahora cuanto podrías destinar al único recuerdo de cierta calidad que tendrás de la infancia de tu hijo/a.

Lo se,  es algo que no se aprecia a primera vista, pero cuando nuestras madres, las madres de nuestros conocidos,  e incluso las madres de nuestras madres atesoran esas fotos debe existir un motivo. No puede ser una moda o una trivialidad.

Te aseguro que para tener un buen recuerdo y de calidad no tienes que gastarte lo que no deseas. Si expones tus ideas y tu presupuesto será mas fácil. Con claridad siempre resulta mejor.

Cuídate de los duros a cuatro pesetas. Lamentablemente este mercado no está a salvo de piratas y todos los acabados no son iguales. Además, el ahorro no será como para salvar tu presupuesto.

Planifica bien las fechas. Sobre todo la disponibilidad del traje o vestido que tu hijo/a llevará ese día. Piensa que si se retrasa mucho, será más complicado cuadrar las fechas para el reportaje.

Si tu casa lo permite o si tienes un sitio bonito para las fotos, también puede ser estupendo realizar el reportaje fuera del estudio. Los resultados serán realmente únicos.

El día del reportaje, si los familiares permanecen al margen, los niños estarán más naturales y espontáneos que si les corriges continuamente. Además lo que tu ves no tiene por qué corresponderse con lo que se ve a través de la cámara.

Implica a tu hijo/a en la elección de sus fotos, después de todo es su día y tiene que presumir y verse guapo/a.

 

BOUDOIR (ver rerportaje)

Boudoir es una palabra francesa que significa tocador, ese lugar donde las mujeres se acicalaban lenta y cuidadosamente, sintiéndose bellas. El concepto original tenía quizá una connotación sexy, pero prefiero el de una sesión sensual, de sugerir y no mostrar.

Básicamente se trata de una sesión de fotos privada y confidencial que se puede realizar casi en cualquier sitio, aunque preferimos la intimidad de un hotel. El fotógrafo dirige cada movimiento, localiza el rincón perfecto, la iluminación adecuada, buscando que cada fotografía sea una pequeña obra de arte y transmita elegancia y sensualidad.

Estas fotografías no son para ninguna campaña de publicidad, no van a aparecer en ninguna revista. Incluso es probable que pocos tengan el privilegio de verlas. Son un regalo que cada una quiere hacerse a sí misma o a su pareja.

Hay quien lo hace como un regalo para su pareja, incluso hay quien lo hace como regalo boda, pero lo importante es estar convencida de que es un regalo para ti misma.

Normalmente, las primeras fotos no valen, pero poco a poco la modelo se va relajando, se establece una complicidad entre fotógrafo y modelo y se llegan a conseguir resultados increíbles.

Y es que la belleza es un sentimiento y no una regla matemática.

¿Te atreves?